Claes Oldenburg

Thomas Cole: “The Oxbow” (1836).

El Viaje de Thomas Cole: Cruzando el Atlántico



La exposición 'El Viaje de Thomas Cole: Cruzando el Atlántico' examina, por primera vez, la carrera ‘transatlántica’ del artista y su compromiso con el arte europeo. Museo Metropolitano, del 30 de enero al 13 de mayo de 2018.

Fuente: Metropolitan Museum of Art

Considerado uno de los pintores paisajistas más importantes de los Estados Unidos, Thomas Cole (1801-1848) nació en el norte de Inglaterra a comienzos de la Revolución Industrial, emigró a los Estados Unidos en su juventud, y viajó extensamente por Inglaterra e Italia durante su juventud. Regresó a Estados Unidos para crear algunas de sus obras más ambiciosas, e inspiró a una nueva generación de artistas estadounidenses, lanzando una escuela nacional de arte paisajista.

Con la obra maestra de Cole ("The Oxbow", 1836) como pieza central, la exposición cuenta con más de tres docenas de ejemplos de sus pinturas de paisajes a gran escala, bocetos al óleo, y obras sobre papel. Las pinturas famosas de Cole se yuxtaponen con obras de maestros europeos como J. M. W. Turner y John Constable, entre otros, destacando el diálogo entre artistas estadounidenses y europeos, y estableciendo a Cole como una figura importante en el arte paisajista del siglo XIX dentro de un contexto global. La exposición marca el 200º aniversario de la llegada de Cole a América.

La exposición sigue la cronología de la vida de Cole, comenzando con sus orígenes en el norte de Inglaterra, recientemente industrializada, su llegada a los Estados Unidos en 1818, y su fascinación por los salvajes paisajes de Estados Unidos. Los primeros trabajos de Cole revelan su prodigioso talento. Después de establecerse como el principal pintor paisajista de los jóvenes Estados Unidos, viajó de regreso a Europa. La siguiente sección explora en profundidad el regreso de Cole a Inglaterra en 1829-31 y sus viajes a Italia en 1831-32, revelando el desarrollo de sus procesos artísticos. A su regreso a América, Cole aplicó las lecciones que había aprendido en el extranjero para crear la ambiciosa serie "The Course of Empire" (1834-36). Estas obras revelan una nueva definición de lo “sublime”, puramente estadounidense, que llega a su máxima expresión en "The Oxbow" (1836). Finalmente, la exposición concluye con un examen del legado de Cole en los trabajos de la siguiente generación de pintores paisajistas estadounidenses de quienes Cole fue mentor, especialmente Asher B. Durand y Frederic E. Church.



Contenido relacionado

Thomas Cole - The Oxbow


Derechos Reservados

Canal RSS | Site Map | Quienes Somos | Manifesto | Contactar | Terminos de Uso | Links (enlaces) | © theartwolf.com